sábado, 23 de enero de 2016

EL COMPLEJO MÉDICO-FARMACÉUTICO, DELICUENCIA ORGANIZADA CONTRA LA SALUD


La cultura de la corrupción como “modus operandi”

El norteamericano Jay S. Cohen es doctor en Medicina y no es precisamente de los que son muy condescendientes con la situación actual de ese “pacto de caballeros” que existe entre médicos y empresas farmacéuticas. En dos interesantísimos artículos titulados: Cultura de la corrupción en la profesión médica deja bien a las claras que las cosas, en la llamada medicina oficial, están alcanzando unos derroteros que rozan (o sobrepasan) la prostitución de la profesión médica.

Los conflictos de intereses de los galenos con la farmafia son moneda de curso común, mientras que esa industria intenta influir en los médicos a través de la promoción de sus drogas legales que son a veces útiles (pocas) e inservibles y iatrogénicas (en una buena parte). El doctor Cohen lo refleja  en la primera parte de su artículo Decenas de miles de representantes de ventas aparecen en los consultorios médicos todos los días. Los pacientes en las salas de espera a menudo son superados  en   número  por   los  representantes   de  la   industria  del  medicamento (por   lo general   mujeres   jóvenes   y   atractivas); aquí,   lo   único   “atractivo”   son   unos   buitres   gordos encorbatados, apostados con sus maletines al acecho. Sobre este asunto Cohen apunta un dato de relevancia. Y es que, según el galeno norteamericano, los estudios han demostrado que la influencia de las compañías farmacéuticas sobre los médicos suelen dar lugar a decisiones irracionales y tienen un impacto negativo en el tratamiento de los pacientes.

Con ser ese  un aspecto  importante del  entramado médico-farmacéutico quizás  la  parte más decisiva  de   este  fraude   y  corrupción   generada   por  la   industria  de   las  drogas   legales  y   las complicidades del establishment médico sea que, según Cohen, ellos (las corporaciones) no sólo   ofrecen   regalos,   cenas   y   seminarios,   sino   que   seleccionan   cuidadosamente   los estudios que apoyan el uso de sus medicamentos. El objetivo general es el control de la información que reciben los médicos acerca de los fármacos. Los estudios con resultados desfavorables no se publican. Es decir, los representantes de la industria farmacéutica no incluyen estudios independientes donde existan conclusiones menos favorables.

Marcia Angell, ex editora en jefe del New England Journal of Medicine, quien ya denunció, en su momento, la poca credibilidad de las investigaciones sobre ensayos clínicos, se hace eco de esta cuestión reflexionando acerca de esa telaraña de intereses creados mutuamente entre médicos y la mafia de las drogas legales: algunas instituciones académicas, dice Angell, han entrado en alianzas   con   las   compañías   farmacéuticas   para   establecer   centros   de   investigación   y programas de  enseñanza   en   el   que   los  estudiantes  y   miembros   de  las   facultades   de Medicina llevan a cabo, esencialmente, investigación para la industria farmacéutica.

Cuando los límites entre esta industria y la medicina académica se ha vuelto tan difusa, como lo son actualmente, los objetivos de negocio de las multinacionales del medicamento influyen de múltiples maneras en esas Facultades de medicina. Entonces ¿qué se puede esperar de la gran mayoría de los médicos si éstos tienen vínculos financieros con la industria farmacéutica la cual marca las directrices, recomendaciones y prescripción de medicamentos que incluso pueden dejar graves secuelas físicas y psíquicas, como así ha sucedido?

Pamela Hartzband y Jerome Groopman afirman en el New York Times que los médicos son recompensados (por la Farmafia)  por mantener el colesterol de sus pacientes y la presión arterial por debajo de ciertos niveles objetivo. Jay S. Cohen habla en el mismo sentido que sus colegas anteriores. Los métodos de prescripción de los médicos están muy influenciados por los incentivos de las compañías farmacéuticas.

Pero ¿Esto no sería, además de corrupción, un delito contra la salud pública? ¿Qué grado de complicidad y encubrimiento tienen las agencias nacionales gubernamentales de salud de los países, sobre todo desarrollados? ¿Tienen algunos la desvergüenza de hablar en contra de  la   homeopatía y silenciar  esta campaña de iatrogenia masiva? Cohen remarca el hecho de que durante años, muchos de nosotros (los médicos) nos hemos opuesto a las compañías farmacéuticas que ofrecen regalos, cenas caras, viajes, vacaciones, entradas para espectáculos en Broadway, eventos deportivos, campos de golf y otros regalos. Hoy en día, los representantes de las compañías farmacéuticas frecuentan los pasillos de muchas Facultades de Medicina, ofreciendo regalos, almuerzos y seminarios gratuitos. 

La   Asociación   Médica   Americana   (la   AMA)   y   otras   organizaciones   están   de acuerdo en “limitar” estas prácticas y han establecido directrices voluntarias (SIC) que por desgracia, estas directrices no han funcionado nunca. No han funcionado y, señalo yo, no funcionarán nunca porque la cultura de la salud hoy día es la cultura   de   la   corrupción   médico-farmacéutica   gracias,   entre   otras   organizaciones,   a   la   AMA estadounidense, quien  tolera  y  promueve  la   ciencia  de la  corrupción  (como  antes  ejerció  el gangsterismo   contra   investigadores   como Royal   Raymond   Rife).  

Y   lo   refiere   además, acertadamente, Sydney Wolfe, de Public Citizen: Las directrices voluntarias de la AMA no son  nada más que una campaña de relaciones públicas apenas disimulada. No confío en la industria   farmacéutica   o   en   la   AMA   para   practicar   lo   que   predican   porque   ya   llevan articulando directrices similares durante 11 años y solamente en el último par de años hemos encontrado un gran número de violaciones de esas normas. Este chalaneo, consentido desde los gobiernos en su calidad de gestores de la salud pública de los ciudadanos, les convierte en delincuentes de Estado al servicio de unas transnacionales que actúan del mismo modo que la mafia.

Cohen insiste en la cultura de la corrupción médica: La presencia de la industria de las drogas legales en algunas conferencias médicas es tan penetrante que a veces es difícil saber si se trata de conferencias médicas o de convenios sobre publicidad farmacéutica. Cohen cita al Washington Post  para  señalar  el despiporre de   este  festival de   mangoneo  clientelar montado conjuntamente por gobiernos, médicos y la mafia del medicamento: En los días previos a la reunión de  la Asociación Americana  de Psiquiatría, en Filadelfia [2002],  las compañías farmacéuticas enviaron por correo a los asistentes cientos de tarjetas telefónicas gratuitas, así como invitaciones a museos, conciertos de jazz y cenas de lujo. Le faltó decir, también, visitas guiadas a los mejores burdeles de lujo de la ciudad con su inexcusable pack de condones de colores (con la bandera americana, faltaría más).

Pero no hace falta ir tan lejos. Aquí, en España, las sociedades médicas también se “pegan la vida padre” en los congresos que organizan bajo el “mecenazgo” de la farmafia.

Un ejemplo.

El reciente congreso (junio de este año) de la SEPAR (Sociedad española de Neumología y cirugía torácica) se celebró en la isla de Tenerife y los asistentes se hospedaron en un lujoso hotel (el Baobab) que llaman “resort” (una forma hortera y anglofilizada de neocolonizar el lenguaje español, que significa que está ubicado en un entorno privilegiado, con “extras” como el spa, campo de golf, etc.).

En el Palacio de Congresos donde se desarrollaban las actividades de los médicos (conferencias, charlas, debates), se podían ver, de forma preeminente, casi diría que omnipotente, los “stands” de farmacéuticas como Roche, Boehringer o Astra Zeneca. Eso sí, novedades médicas para “intentar curar” (es un decir) enfermedades crónicas o letales, propias de la especialidad (asma, fibrosis pulmonar, EPOC, cáncer de pulmón, etc), ninguna que no fuese la   habitual   y   farragosa   monserga   dialéctica   médica,   tecnicista,   ambigua,   amalgamada   de “prometedoras promesas” con la que embaucar a los enfermos,  todo ello bajo el patronazgo de una industria del medicamento a la que, sobradamente, lo único que le interesa es expandir el negocio de enfermar y, también, a veces, matar.

La estrategia de la farmafia es, pues, la compra de voluntades y que el enfoque médico esté orientado   a   la   iatrogenia   de   sus  fármacos,   a   cualquier   precio,   prescindiendo   de   una   visión nutracéutica de la salud que proporcione métodos más curativos y menos agresivos que los de las drogas legales de Big Pharma. Pero no sólo la medicina oficial representada por los galenos es la mina que explota en exclusiva ese lobby mafioso.

También las asociaciones de pacientes están en su objetivo, utilizando el siempre sutil chantaje emocional sobre el enfermo. Así lo señala en su artículo Cohen: las compañías farmacéuticas están invirtiendo millones de dólares en grupos de defensa de pacientes y organizaciones médicas para ayudar a expandir los mercados para sus productos.   Muchos   grupos   de   pacientes   se   han   convertido   en   gran   parte   o   totalmente dependientes del dinero de la industria farmacéutica,

En definitiva, no sería descabellado, poniendo punto final a esta larga crítica de Jay S. Cohen, sobre   este   sistema   de   extorsión   planificada   y   consentida,   que   las   grandes   corporaciones farmacéuticas fuesen (quiméricamente) llevadas ante un tribunal penal internacional independiente (porque el de ahora es una pantomima compuesta por verdugos que sirven de instrumento a los crímenes de EEUU e Israel) para que fuesen enjuiciadas, entre otros muchos delitos, por impedir de forma deliberada el fomento e investigación de alternativas naturales para la salud.

Tomado de

https://e1-mg5.mail.yahoo.com/neo/launch?.rand=bm9un6g3tc7vu#6780824428

sábado, 17 de octubre de 2015

LA MAFIA FARMACÉUTICA. PEOR EL REMEDIO QUE LA ENFERMEDAD


El mercado farmacéutico mueve unos 200.000 millones de dólares al año. Un monto superior a las ganancias que brindan la venta de armas. Por cada dólar invertido en la fabricación de un medicamento se obtienen mil en el mercado. Este mercado, además, es uno de los más monopolizados del planeta, ya que sólo 25 corporaciones copan el 50 por ciento del total de ventas.

El mercado farmacéutico mueve unos 200.000 millones de dólares al año. Un monto superior a las ganancias que brindan la venta de armas o las telecomunicaciones. Por cada dólar invertido en la fabricación de un medicamento se obtienen mil en el mercado.

Y las multinacionales farmacéuticas saben que se mueven en un terreno de juego seguro: si alguien necesita una medicina, no va a escatimar dinero para comprarla. Este mercado, además, es uno de los más monopolizados del planeta, ya que sólo 25 corporaciones copan el 50 por ciento del total de ventas. De ellas, las seis principales compañías del sector –Bayer, Novartis, Merck, Pfizer, Roche y Glaxo- suman anualmente miles de millones de dólares de ganancias, a lo que hay que añadir más todavía, dado que todos los grandes grupos farmacéuticos son también potencias de las industrias química, biotecnológica o agroquímica.

Todo ello, y su imparable avidez por seguir haciendo dinero y creciendo cual un parásito destructivo, hace que las multinacionales del sector, haciendo gala de una total impunidad, se desentiendan de su verdadero cometido, lasalud, y no reparen en aplastar a competidores menores, atacar a gobiernos débiles que intenten enfrentarlas y, lo que es peor, mantener precios prohibitivos para las poblaciones de escasos recursos y a la vez fabricar productos que en muchísimos casos terminan envenenando a los eventuales pacientes. Sobrados ejemplos hay en ese sentido.

Uno de ellos tuvo como protagonista a Merck, uno de los gigantes farmacéuticos que se vio obligado a retirar del mercado a una de sus estrellas, el antiinflamatorio Vioxx (rofexocib), cuya venta le reportaba 2.500 millones de dólares al año. Pero hasta que Merck retiró ese medicamento fue demasiada la sordera, la negligencia y la falta de ética frente a las constantes advertencias sobre los riesgos cardiovasculares que producía.

Actualmente, ese fármaco podría causarle a Merck muchas más pérdidas que su retiro de las ventas. En Estados Unidos, la compañía fue declarada responsable de la muerte de Robert Ernst y obligada a pagarle a su viuda 253,4 millones de dólares, pero se encuentran pendientes de resolución unas 5.000 denuncias, y puede suceder que la compañía farmacéutica tenga que desprenderse finalmente de entre 18.000 y 50.000 millones de dólares. Sin embargo no sólo Merck fue el responsable de la negligencia, sino que un organismo como la Agencia para las Drogas y los Alimentos (FDA-Foods and Drugs Agency), el ente gubernamental norteamericano que supuestamente debe velar por lasalud y la alimentación de los contribuyentes, también es corresponsable.

Desde el año 2002 se sabía que el Vioxx aumentaba la posibilidad de generar infartos al corazón o problemas similares, por lo que corrieron las sospechas: ¿apoyó Merck algunos trabajos o investigaciones de la FDA, o hubo algún tipo de contraprestación o, si se prefiere, de “coimas”?. Nada de ello resultaría extraño, si nos atenemos a los antecedentes de la FDA en el juego de intereses con que son favorecidos los grandes grupos químico-farmacéuticos, y de los que nos ocupamos en notas anteriores. Lo cierto es que Merck no retiró al Vioxx del mercado hasta el año 2004, un retraso inexplicable ya que eran demasiadas las evidencias de múltiples efectos cardiovasculares adversos del fármaco, y una falta de respuesta rápida incomprensible en una compañía fundada hace 340 años.

La conclusión no es tan difícil: las ventas del producto fueron más importantes que sus efectos adversos.


http://www.ecoportal.net/Temas-Especiales/Salud/La_mafia_farmaceutica._Peor_el_remedio_que_la_enfermedad

jueves, 12 de marzo de 2015

¿PORQUÉ COLOMBIA PAGA LOS MEDICAMENTOS MÁS CAROS DE AMÉRICA LATINA?

Una familia sudamericana gasta en promedio entre el 20 y el 30% de lo que gasta en salud para comprar medicamentos. Eso sostenía en octubre pasado una comunicación de la UNASUR, el bloque regional, al anunciar medidas contra un problema constante a lo largo de muchos países de la región.

La percepción generalizada de carestía de los medicamentos en América Latina esconde sin embargo grandes diferencias entre países.

Que abarcan el espectro desde Cuba, en donde los medicamentos son parte de un sistema estatal con importantes subsidios al consumo que abaratan sustancialmente los precios, hasta otras naciones como Chile o Colombia
que han dejado más espacio al libre juego del mercado.

Pero en la región resalta la experiencia de Colombia, tal vez el país que más lejos fue en esta desregulación de los precios de medicinas, con resultados controversiales que el actual gobierno intenta solucionar.

Un experimento aparte

En medio de un continente con varios gobiernos intervencionistas en materias económicas, el colombiano se ha caracterizado por seguir creyendo en el libre mercado.

Por eso podría sorprender a algunos el anuncio en días pasados por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos de imponer controles de precios a centenares de medicamentos, al tiempo que una nueva ley de salud, promulgada la semana pasada, fortalece la capacidad de las autoridades para intervenir en dichos precios, definiéndola por primera vez como una política de Estado.

Pero para muchos otros colombianos parece ser la confirmación de que termina de cerrarse un experimento que desde la década pasada se empeñó en dejar el precio de los medicamentos enteramente al libre juego del mercado.

Lo que resultó en que Colombia se convirtiera en el país del vecindario con precios más altos para los medicamentos.

"En ninguna parte del mundo"

En 2006, durante el anterior gobierno de Álvaro Uribe Vélez (2002-2010), las autoridades liberaron los precios de los medicamentos. "Al no existir precio de referencia, los laboratorios médicos podían cobrar lo que quisieran por cualquier medicamento", asegura Oscar Andia, vicepresidente de la Federación Médica Colombiana.

El resultado fue un incremento inusitado en los precios de los medicamentos. Andia pone como ejemplo lo que pasó con el Novoseven, un medicamento usado por los hemofílicos.

El precio promedio de este medicamento en 21 países era de 2,5 millones de pesos (cerca de US$1.000, mientras que en Colombia llegó a costar 14 millones de pesos (aproximadamente US$5.600), aseguró Andia a BBC Mundo.

"El proceso de desregularización a ultranza es exclusivo de Colombia en esa magnitud. En ninguna parte del mundo ha pasado un desastre similar", añade el experto, quien también ejerce como director del Observatorio de Medicamentos de la Federación Médica Colombiana.

Un vocero gremial de la industria de medicamentos en Colombia acepta que fue un periodo de abusos.

"Todo el mundo aprovechó esa falta de control por parte del gobierno", asegura Rodrigo Arcila, Director Ejecutivo de la Cámara Farmacéutica de la Asociación Nacional de Industriales (ANDI).

"En un momento determinado no podemos negar que hubo abusos en toda la cadena", añade Arcila, vocero de una organización que representa a fabricantes extranjeros y nacionales de medicamentos en Colombia.

Sin embargo, insiste que otros factores aparte de la actitud de los productores, incluyendo la falta de capacidad del gobierno para vigilar la industria, también contribuyeron a que, por años, los colombianos pagaran cifras muy elevadas por sus medicamentos.

Cambios

Con la llegada del gobierno de Juan Manuel Santos al poder en Colombia en 2010 se empezó a dar gradualmente un cambio de estrategia frente al problema de los precios desbocados de los medicamentos.

En 2011, el entonces vicepresidente Angelino Garzón admitió que "Colombia es el país de la región que tiene los precios de medicamentos más altos, lo que queremos es que la industria química farmacéutica entienda que los precios de los medicamentos deberíamos nivelarlos por lo bajo, no es justo que en algunos países limítrofes con Colombia o en España, los medicamentos sean mucho más baratos".

En 2012 el gobierno estableció nuevos lineamientos y en concertación con la industria han venido discutiendo nuevas reglas para evitar los abusos que se presentaron en la década anterior.

Arcila de la ANDI es cauto a la hora de evaluar la imposición de nuevos controles de precios.

"Siempre hemos dicho que la política de precios debe tener dos pilares fundamentales: precios justos para los medicamentos pero también que existan incentivos para que la industria pueda colocar cada vez mayor volumen de productos en el mercado", sostiene.

"De esa manera se tiene un equilibrio entre los controles y el beneficio de los consumidores pero también los incentivos a mayor inversión por parte de la industria. Si ese equilibrio se rompe, lo que puede conducir es al desabastecimiento en muchos medicamentos", advierte Arcila.
Medidas

La ofensiva del gobierno colombiano contra los altos precios de las medicinas se ha intensificado este año.

En enero de 2015 la Superintendencia de Industria y Comercio impuso una multa de 3.500 millones de pesos, (aproximadamente US$1.4 millones) a la multinacional Novartis, acusada de haber vendido un medicamento a precios por encima de los permitidos.

La empresa alegó en un comunicado que "ha buscado ser respetuosa y cuidadosa en la aplicación de las diferentes regulaciones de precios emitidas por el gobierno durante los últimos años".

Y a finales de enero, el ministerio de Salud colombiano añadió 230 medicinas a una lista que ya completa 546 medicamentos cuyos precios son controlados por el Estado.

Oscar Andia, de la Federación Médica Colombiana considera que estos son pasos en la dirección correcta, aunque asegura que hay todavía camino por recorrer.

Problema regional

La polémica por los precios de los medicamentos, por supuesto, no se limitan a Colombia.
La respuesta al problema ha variado según las circunstancias de los distintos países de América Latina.

Pero pocos apuestan a una estrategia de precios de medicamentos que no incluya algún elemento de supervisión del Estado.

Incluso en un país como Colombia, donde la intervención del estado en la economía ha sido vista con más recelo por su dirigencia, quedan pocos defensores de la idea de dejar enteramente al mercado el precio de los medicamentos.

Un experimento que en Colombia parece haber fracasado y que le costó millones de dólares al Estado y a los consumidores.

Luis Fajardo
http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2015/03/150220_economia_medicamentos_colombia_lf


lunes, 5 de mayo de 2008

INTRODUCCION

I N T R O D U C C I O N

Dentro de los conceptos de modernización del Estado, establecidos en la Constitución Política de 1991 se puede apreciar el compromiso que tiene cada ciudadano en el desarrollo de la nueva Colombia.

El compendio de Legislación Farmacéutica y de Alimentos encaja dentro del nuevo marco de la vía jurídica del país.

Bajo el criterio de una libertad integral y sobre la base programática para el mejoramiento de la salud pública, el ejercicio de la Farmacia requiere de un nuevo enfoque dentro de las responsabilidades y deberes de las profesiones de la Salud.

La problemática actual de la Farmacia en Colombia obedece a la dispersión de estrategias de manejo dentro de los diferentes elementos que componen el sector Farmacéutico. En forma caótica se van resolviendo las situaciones debido a la ausencia de una política coherente.

Dentro de la nueva estructura Constitucional del Estado se vislumbra la posibilidad, para el profesional de la Farmacia de determinar, orientar y dirigir el sistema de una Política Farmacéutica Nacional.

El presente estudio define una serie de elementos para ubicar la Profesión dentro del sistema de seguridad social integral.

Debo resaltar la importancia del ejercicio de la Farmacia, como una profesión de la salud y con una función social en la relación FARMACEUTICO-PACIENTE.

El desarrollo de la atención farmacéutica, representa el desafío y la responsabilidad de la profesión en lo que respecta a la consolidación del sistema de seguridad social en salud y al uso racional del medicamento como elemento clave de prevención de la enfermedad y promoción de la salud.

Hacia el comienzo del siglo XXI el hombre tiene la responsabilidad de buscar métodos y alternativas que le permitan sobrevivir sanamente y llevar una vida con sobriedad, fundamentada en la convivencia de los seres humanos y en la paz interior y social, como bases de la nueva civilización que apenas comienza.

Los desafíos y los miedos futuros que plantean el avance tecnológico, la ingeniería genética y el mismo genoma humano, serán la base de la construcción de una nueva comunidad internacional que deberá basarse en los aspectos éticos y de convivencia.

Tenemos un reto con el universo mismo. Seremos capaces de sobrevivir con respeto y con decoro frente a los demás o nos hundiremos en la confusión y en la derrota por una insana existencia.

TEORIA DEL ESTADO

TEORIA GENERAL DEL ESTADO. LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA. EL PODER PÚBLICO.
-El hombre como ser social. Anarquía y despotismo.
-Organización social. Origen del Estado. Definición de Estado. Elementos constitutivos.
-El derecho. Clasificación. El Estado de derecho.
-Poder Público. Rama Legislativa, y Judicial. Órganos de Control
- Resumen.
EL HOMBRE COMO SER SOCIAL. ANARQUÍA Y DESPOTISMO.
El hombre es un animal político por excelencia. Su comportamiento está determinado por las relaciones con sus semejantes y de éstas depende su supervivencia.
El hombre no vive aislado, requiere de otros para la satisfacción de sus necesidades.
Estas relaciones se denominan: RELACIONES SOCIALES y son la base de la configuración de los pueblos. Se dan bajo la forma de nexos de solidaridad (amistad) o de nexos de oposición (enemistad) y de éstos depende la dinámica social.
Toda sociedad está estructurada a partir de la unión moral y estable de las familias y de las personas, por medio del trabajo.
Las relaciones sociales se someten a la tendencia egocéntrica y a la desigualdad sico-física de las personas, estas dos condiciones caracterizan su complejidad e influyen en la magnitud de aquellas.
Las relaciones sociales dan origen a los grupos sociales. Cada grupo tiene en su interior una estructura que le da forma. Algunos se manifiestan por los actos de todos los individuos que los integran, éstos actúan en forma independiente y cada uno decide su manejo, en forma propia y egoísta, se cae en el concepto de ANARQUÍA, el gobierno de todos. No hay autoridad ni poder. La anarquía propugna el aniquilamiento de la organización social. Cada quién manda. Nadie es responsable de nada.
Otros se manejan en forma absolutista, aparece un individuo que impone su voluntan de gobierno, aparece el DESPOTISMO, gobierno de uno solo con el manejo absoluto del poder. Hay una cabeza que imparte las normas y éstas se cumplen. Forma de gobierno en el cual el poder se ejerce de manera absoluta y arbitraria y la relación entre el gobernador y el gobernado se puede comparar con la que existe entre el caballero y el esclavo.
LA ORGANIZACIÓN SOCIAL. ORIGEN DEL ESTADO. DEFINICIÓN. ELEMENTOS CONSTITUTIVOS.
Las relaciones sociales dan origen al concepto de PODER. Los pueblos primitivos cimentaban el poder en el ejercicio de la fuerza física. A mayor fuerza más poder. Con la evolución del conocimiento, a través de la historia del hombre, se generó un nuevo concepto de poder, el de la RAZÓN. Por medio de un proceso complejo el individuo ha estructurado un sistema de poder, el denominado: PODER CIVIL.
LA NORMA EN LA ORGANIZACIÓN SOCIAL
Dentro de las relaciones sociales se perfilan convicciones comunes en cuestiones de credos, gustos, dirección de la vida privada y otras que se convierten en costumbres. La costumbre, definida como el hábito adquirido por la repetición de actos de la misma especie, también como el conjunto de cualidades o inclinaciones y usos que forman el carácter distintivo de una persona, genera la NORMA.
La norma representa la línea de conducta en el individuo. Es la regla que se debe seguir o a que se deben ajustar las conductas, tareas, actividades y acciones del hombre. Como principio, puede decirse: El Hombre debe cumplir las normas.
Su cumplimiento representa el aporte al orden social en que se desenvuelve. La norma imprime un deber y conlleva una responsabilidad. Se fundamenta en la determinación de una solución social.
La responsabilidad es la obligación de dar cuenta ante la sociedad por las consecuencias de un hecho o un acto.
Los retos del mundo actual trascienden todas las fronteras. La generación de conocimiento sitúa al hombre entre la creatividad y la innovación.
Se requiere del conocimiento mutuo y de la propia identidad en las relaciones de amor, respeto legal y moral y estima social.
Es un deber tratar igualitariamente a cada persona y demostrar solidaridad y estimar a los demás en su particularidad.
El individuo debe asimilarla y propender por su estricto cumplimiento. Una sociedad sin normas es una sociedad amorfa y débil, una sociedad caótica y con falla en los derechos de las personas.
La norma tiene la fuerza de una obligación hacia el mantenimiento del orden social. Se articula en la estructura de la sociedad misma.
Vale el hombre porque cumple a su gente, porque propende por su bienestar. Vale ante la sociedad porque cumple las normas.
Cuando la norma se vuelve obsoleta, porque ya entorpece el avance y el progreso aparece la desobediencia civil. Hay negación del cumplimiento de la norma y se debe revisar la exigencia del cambio.
La fuerza de la norma se circunscribe a la aceptación por consenso. Cuando aquella afecta a un conglomerado social se cae de peso y es necesario su redefinición.
El avance cambiante de la civilización exige la revisión de aquella, de la obsolescencia que la aqueja.
La preocupación del hombre es su bienestar y ha aprendido que lo puede lograr a través de la práctica de las costumbres sanas.
De cada acto humano puede hacerse una reflexión que mediante la consciencia pueda ser determinado como agradable. La génesis de la norma se fundamenta en el concepto anterior.
Una condición inherente a la persona es la adopción de elementos que le sean agradables y le produzcan bienestar. Sobre ésta base construye su propia forma de vida y construye esquemas de manejo que circunscriben a un grupo en particular.
Los actos humanos son las manifestaciones de la relación del hombre con su ambiente físico, psíquico y social.
Cada uno de aquellos es producto del ser mismo y por esos son de su entera responsabilidad. El hombre tiene la capacidad de decidir cómo actúa y cómo no.
En la configuración de los grupos sociales se dan elementos que identifican a cada uno de sus miembros, a través de sus relaciones sociales se fijan objetivos útiles para el grupo.
En la medida de su complejidad va adoptando normas fundamentales que enmarcas su dinámica y comprometen su desarrollo.
Una norma puede ser sancionada o afianzada en dos sentidos: cuando la autoridad superior la valida confirmándola o cuando aquella recibe mayor eficacia por adición de castigos o de estímulos.
La norma es la base de una organización social. Debe ser cumplida por cada uno de sus integrantes. Así quien la cumple se gratifica y vive dentro de un ambiente de respeto y de acatamiento.
La generación de las normas da lugar al concepto de Estado. El acatamiento puede hacerse en forma voluntaria o en forma obligatoria.
Sobre el manejo armónico del poder de la fuerza física (poder militar) y del poder de la fuerza de la razón (poder civil) se han construido las organizaciones sociales o ESTADOS.
ESTADO: Es la persona políticamente organizada del pueblo, dentro de un territorio determinado. El derecho político estudia el Estado en general. Lo configura en la Constitución, en los fines, en su naturaleza, origen, vida y actuación del gobierno. Maquiavelo fue el primero en emplear la palabra Estado.
ELEMENTOS CONSTITUTIVOS DEL ESTADO
1. TERRITORIO: Expresión geográfica dentro del cual se ejerce el poder del Estado. Comprende tierra firme, subsuelo, lagos, ríos, mares interiores, mar territorial y espacio aéreo. También se consideran las embajadas de dicho Estado en otros. País es lo mismo que territorio.
2. POBLACIÓN: Conjunto de familias que habitan el territorio del Estado y se rigen por un gobierno o poder. La familia es la célula social. El hombre es la unidad para formar la familia. El hombre no puede valer sin la familia, la familia no puede valer sin el hombre. Las familias se animan de voluntad para formar el Estado.
3. NACIÓN: Conjunto de familias unidas por vínculos sociales, de raza, creencias, religión, idioma.
La nación es una parte de la población. Un Estado puede contener varias naciones. Ejemplo: La Comunidad de Estados Independientes (CEI) antes Unión Soviética. Una nación puede estar dispersa en varios Estados. Ejemplo el pueblo judío.
4. GOBIERNO: Conjunto ordenado de magistraturas públicas que tiene a su cargo la organización política del Estado. Conjunto de los órganos de un Estado que determinan la orientación de la política del país. La magistratura pública se configura en la nación, el departamento y el Municipio. No hay Estado sin Gobierno. Engels dice que el Estado es transitorio, tiende a desaparecer.
El derecho es una de las manifestaciones del Estado y cumple una función en la organización del gobierno.
6. SOBERANÍA: Autoridad suprema independiente. Poder político de una nación o de un organismo que no está sometido al control de otro Estado.
DEFINICIÓN DE ESTADO
El Estado es aquella población, unida por una serie de vínculos sociales, raciales, creencias, idioma, etc. que habita un territorio. Tiene su propia forma de gobierno, con autoridad suprema independiente. Tiene como objetivo la búsqueda de la justicia social y de una óptima calidad de vida.
EL DERECHO. NATURALEZA DEL DERECHO. CLASIFICACIÓN. EL ESTADO DE DERECHO.
Dentro del concepto de ESTADO ya analizado podemos determinar el conjunto de normas bajo el cual se desarrolla. El Estado de derecho está formado por las normas jurídicas que lo sustentan. Estas normas configuran la CONSTITUCIÓN NACIONAL.
El DERECHO es el conjunto de normas obligatorias que determinan las relaciones de los hombres con sus semejantes. Tiene como objetivo: asegurar la armonía y justicia social.
La naturaleza del derecho está fundamentada en el sistema logístico y estructuralista que plantean las siguientes escuelas:
El JUSNATURALISMO establece que el fundamento del derecho se halla en la razón. A partir de la inducción y la deducción se genera su estructura.
El HISTORICISMO plantea que el fundamento del derecho se halla en la concepción: pasado y presente. El progreso humano se debe a la revisión de los prejuicios heredados.
El POSITIVISMO dice que el fundamento se halla en el método científico, en la experimentación. El objetivo de la ciencia se cifra en la descripción pura de los hechos.
El MARXISMO analiza el fundamento del derecho sobre la base económica y la materia como única sustancia del universo. El materialismo dialéctico.
CLASIFICACIÓN
El derecho se clasifica en tres grandes ramas:
1. PUBLICO. Pertenecen a esta rama:
a. Derecho constitucional. Tiene que ver con la organización general del
Estado. Se plasma en la Constitución Política de Colombia de 1991.
b. El derecho Administrativo. Código Contencioso Administrativo. Resuelve las relaciones entre el Estado y el individuo.
c. El derecho Penal. Código penal y Código de procedimiento penal. Se refiere a los delitos y a las penas.
d. El derecho Tributario. Determina el régimen de impuestos.
e. El derecho Aduanero. Fija la normatización a las importaciones y exportaciones.
f. El derecho Internacional. Resuelve las relaciones entre los diferentes estados.
2. SOCIAL: Pertenecen a esta rama:
a. El derecho Laboral. Resuelve las relaciones entre patronos y trabajadores.
b. El derecho Agrario. Resuelve las relaciones entre los propietarios de la tierra y los individuos.
c. El derecho Locatario. Resuelve las relaciones entre los propietarios de la propiedad raíz y los tenedores
.
d. El derecho Sanitario (CÓDIGO SANITARIO NACIONAL). Resuelve las relaciones entre el hombre y su medio ambiente. Tiene que ver con las profesiones de la salud.
3. PRIVADO. Pertenecen a esta rama:
a. El derecho Civil. Regula las relaciones entre las personas, las familias.
b.El derecho Comercial. Regula las relaciones que crea el comercio. Compra, venta y permuta de bienes y servicios.
c.El derecho Minero. Determina el régimen de explotación de minas.
d.El derecho Internacional privado. Resuelve las relaciones entre el Estado y los individuos en otros Estados.
EL ESTADO DE DERECHO
La Constitución Política de 1991 define a COLOMBIA como:
"Estado social de derecho, organizado en forma de República unitaria, descentralizada, con autonomía de sus entidades territoriales, democrática, participativa y pluralista, fundada en el respeto de la dignidad humana, en el trabajo y la solidaridad de las personas que la integran y en la prevalencia del interés general".
EL PODER PÚBLICO. RAMA LEGISLATIVA, EJECUTIVA Y JUDICIAL. ORGANISMOS DE CONTROL.
Las ramas del poder público son: La Legislativa, la Ejecutiva y la Judicial.
Además de los órganos que las integran existen otros autónomos e independientes, para el cumplimiento de las demás funciones del Estado. Los diferentes órganos del Estado tienen funciones separadas pero colaboran armónicamente para la realización de sus fines.
RAMA LEGISLATIVA:
La cabeza está representada por el Congreso. Forma bicameral, tomada del modelo Ingles. Está constituido por el Senado y la Cámara de Representantes.
Corresponde al CONGRESO, reformar la Constitución, hacer las leyes y ejercer control político sobre el gobierno y la administración.
Cada Cámara está constituida en Comisiones permanentes que dan el primer debate a los proyectos de ley.
Estas comisiones son:
1. Asuntos constitucionales, de notariado y de paz.
2. Defensa y política internacional.
3. Hacienda e Impuestos.
4. Presupuesto.
5. Asuntos agropecuarios y del medio ambiente.
6. Comunicaciones.
7. Salud y Seguridad Social.
Son funciones del Congreso:
-Interpretar, reformar y derogar leyes.
-Expedir Códigos.
-Aprobar el Plan Nacional de Desarrollo.
-Definir las divisiones de los entes territoriales.
-Facultar al Presidente para que legisle.
Pueden presentar proyectos de ley:
-Un número de ciudadanos equivalente al cinco por ciento del censo electoral.
-El treinta por ciento de los Concejales y Diputados del país.
-La Corte Constitucional, la Corte Suprema de Justicia, el Procurador General de la nación, el Contralor General de la República, en materia relacionada con sus funciones.
-Los Senadores y Representantes a la Cámara.
-El Gobierno Nacional.
Un proyecto de ley tendiente a modificar el ejercicio de la Farmacia y adecuarlo a las necesidades del país debe ser presentado al Congreso y sustentado por el interesado.
Ningún proyecto será ley sin los requisitos siguientes:
a. Haber sido publicado oficialmente por el Congreso.
b. Haber sido aprobado en primer debate en la correspondiente comisión permanente de cada Cámara.
c. Haber sido aprobado en cada Cámara en segundo debate o sesión plenaria.
d. Haber obtenido la sanción del gobierno. Lo que significa haber sido firmada.
El Congreso se expresa en forma de LEYES.
RAMA EJECUTIVA
Su función es la de ejecutar la Ley. La cabeza es el Gobierno Nacional que está formado por el Presidente de la República, los Ministros de despacho y los Directores de Departamentos Administrativos.
El Presidente y el Ministro o Director de Departamento correspondientes, en cada negocio particular, constituyen el Gobierno. Ningún acto del Presidente tiene validez si no ha sido refrendado por el Ministro o Director de Departamento.
El Presidente de la República debe tomar posesión de su destino ante el Congreso y prestar juramento en estos términos: "Juro a Dios y prometo al pueblo cumplir fielmente la Constitución y las leyes de Colombia".
Las Gobernaciones, las alcaldías y los establecimientos públicos hacen parte de la rama ejecutiva.
Las decisiones de los funcionarios públicos se denominan ACTOS ADMINISTRATIVOS y para que surtan sus efectos deben ser publicadas en el Diario Oficial.
La función administrativa está al servicio de los intereses generales y se desarrolla con fundamento en los principios de igualdad, moralidad, eficacia, economía, celeridad, imparcialidad y publicidad mediante la descentralización, la delegación y la desconcentración de funciones.
El Presidente, los Gobernadores y los Alcaldes se expresan en forma de DECRETOS. Las demás autoridades se expresan en forma de RESOLUCIONES.
RAMA JUDICIAL
La función judicial es la actividad estatal que se manifiesta mediante actos procesales.
El objeto de la rama judicial es resolver conflictos jurídicos entre particulares, entre particulares y el estado, castigar las infracciones de la ley penal y defender el orden jurídico.
La Constitución de 1991 determinó para la justicia los siguientes órganos:
-Consejo superior de la judicatura. Encargado de administrar la carrera judicial.
-Corte Constitucional. Encargada del control de constitucionalidad sobre las demandas de inconstitucionalidad que promuevan los ciudadanos contra los actos reformatorios de la Constitución.
-Corte Suprema de Justicia. Es el máximo tribunal de la jurisdicción ordinaria. Es la encargada de juzgar al Presidente y a los altos funcionarios del Estado (magistrados, fiscal general de la nación, miembros del congreso, ministros de despacho, procurador general, defensor del pueblo).
-Consejo de Estado. Es el máximo tribunal de lo contencioso administrativo. Conoce de las acciones de nulidad por inconstitucionalidad de los decretos dictados por el gobierno nacional y cuya competencia no corresponda a la Corte Constitucional. También actúa como cuerpo consultivo del gobierno en asuntos de la administración.
-Fiscalía General de la Nación. Le corresponde mediante denuncia o querella, investigar los delitos y acusar a los presuntos infractores ante los juzgados y tribunales competentes.
LA FUNCION DE CONTROL:
El Ministerio Público vigila todos los actos oficiales, en todos los órdenes y jurisdicciones del Estado.
El Ministerio Público lo ejercen: el Procurador General de la Nación, el Defensor del Pueblo, los Procuradores delegados, los Agentes del Ministerio público, los personeros Municipales.
Al Ministerio Público le corresponde: Representar a la nación, frente a los débiles e incapacitados; la protección del interés público y la vigilancia de la conducta oficial.
Cualquier problema del ciudadano con un funcionario público debe ser resuelto por el Ministerio Público.
El defensor del Pueblo tiene la responsabilidad de divulgar los derechos humanos y recomendar las políticas para su enseñanza. Invocar el derecho de hábeas corpus e interponer las acciones de tutela.
La Contraloría vigila la gestión fiscal del país y controla el resultado de la administración.
Con el control de gestión se busca luchar contra la corrupción. La corrupción representa un costo social y económico y representa un serio obstáculo para el desarrollo del país.
LA FUNCION ELECTORAL:
En las democracias ha sido norma garantizar una organización electoral que oriente y dirija los procesos electorales con eficiencia, pulcritud y autonomía frente a los otros poderes. La organización electoral tiene como objetivo: asegurar la transparencia y la objetividad del proceso electoral y garantizar el principio de igualdad.
La función electoral procura garantizar, entre otros, los siguientes aspectos:
-Que pueda votar todo el que tenga derecho a hacerlo.
-Que el voto dé por resultado la expresión real de las fuerzas sociales.
-Que los resultados de la elección no puedan falsearse.
Son dos (2) las autoridades electorales en nuestro país: El Consejo Nacional Electoral y la Registraduría Nacional del Estado Civil.
Corresponde al Consejo Nacional Electoral ejercer la suprema vigilancia e inspección de la organización electoral.

Corresponde a la Registraduría Nacional del Estado Civil la dirección y organización de las elecciones, el registro del estado civil y la identificación de las personas.