lunes, 5 de junio de 2017

IATROGENIA POR MEDICAMENTOS


Daños a la Salud y Muertes, Causadas por Medicamentos Bien Prescritos: Iatrogenia Medicamentosa.

El público general, rara vez se pregunta de dónde salen los medicamentos que consume; se acepta que los naturistas formulan productos extraídos de las plantas o de animales como las abejas, pero que todo lo demás simplemente sale de las farmacias. Muy pocas personas saben que el gran negocio de las multinacionales farmacéuticas es “CREAR”, fabricar nuevas moléculas SINTÉTICAS, que no existen en la naturaleza y solo así poder patentar dicha molécula y obtener los derechos exclusivos de comercialización por 50 años; Es esto lo que hace de la industria farmacéutica un multimillonario negocio a nivel mundial, que en palabras de algunos expertos solo es comparable a la industria armamentista.

Apenas en los últimos años, comienzan a aparecer publicaciones que nos explican cómo esos fármacos de síntesis de la medicina alopática tienen tantos efectos secundarios o nocivos sobre sus consumidores que han llegado a ocupar el 4º lugar como causa de muerte en el mundo occidental:

1ª causa de muerte sigue siendo el infarto de miocardio o enfermedad cardiovascular;
2ª es el cáncer y
3ª había sido compartida hasta hace poco, entre las muertes por accidentes y por violencia.
4ª causa que inicialmente se conoció de manera oficial como ADR (Adversal Drugs Reactions), hace referencia a las muertes causadas por los fármacos “BIEN PRESCRITOS Y BIEN TOMADOS”; no incluye las muertes por fármacos automedicados o debidas a errores en la toma por equivocaciones. 

Cuando a éstos daños a la salud causados x los medicamentos sintéticos (daños conocidos como IATROGENIA MEDICAMENTOSA O FARMACOLÓGICA), se le suman las muertes en los quirófanos y x infecciones intrahospitalarias, es decir todas las muertes por culpa del qué hacer médico o simplemente IATROGENIA en general, los médicos pasamos a ser responsables, ya no de la 4ª, sino de la 3ª causa de muerte: muerte por Iatrogenia.

Esta cruda estadística ha sido muy bien guardada por los medios que protegen los intereses de las multinacionales, pero han llegado al gran público gracias a valerosas publicaciones de personalidades del ámbito científico y académico como el Dr.Barry Sears (Libro Rejuvenecer en la Zona), y el Dr. Mark Hyman (libro Ultraprevención).

Enhorabuena, ambos autores de gran respetabilidad, han reconocido en sus escritos que los medicamentos de tipo naturista y las medicinas “Suaves”, como suele llamarse a las medicinas alternativas, entre ellas la homeopatía, suelen ser más seguros por carecer de los tóxicos efectos responsables de la IATROGENIA.

Gerardo Gómez

http://www.gerardogomez.org/index.php/articulos/3-danos-a-la-salud-y-muertes-causadas-por-medicamentos-bien-prescritos-iatrogenia-med

martes, 16 de mayo de 2017

EL ENGAÑO DE LA MEDICINA MODERNA: 7 HECHOS QUE NECESITAS SABER

Cada vez más parece que la única verdadera enfermedad es la de creer en la medicina farmacéutica. Es como una especie de locura. Pensar que un producto químico sintético puede resolver todos tus problemas y poner tu vida en perfecto orden como aquellos actores que se muestra en los anuncios de televisión de las farmacéuticas. Cuando se trata de la salud, nuestro mundo moderno ha perdido su mente, y la así llamada ciencia respaldándolo ha perdido todo tacto con la realidad científica. La medicina moderna es un engaño. La ciencia ha sido abandonada para su comercialización. La seguridad se ha tirado por la ventana y ha sido reemplazado con potenciales ganancias - ganancias que van a parar a las arcas de la élite.

Aquí están los siete hechos que debes recordar sobre todo lo que estamos viendo hoy en día en la medicina moderna:

Hecho #1: El 90 por ciento de todas las enfermedades (cáncer, diabetes, depresión, enfermedades del corazón, etc.) son fácilmente prevenibles a través de la dieta, la alimentación, la luz solar y el ejercicio. Ninguna de estas soluciones es promovida nunca porque no generan ningún dinero.

Hecho #2: Casi todo el consumo de productos farmacéuticos de hoy es un resultado directo de la comercialización al público y sobornan clandestinamente a los médicos para que escriban más prescripciones. Existe muy poco consumo de medicamentos basado en el mérito científico.

Hecho #3: No hay productos farmacéuticos que en realidad curen o resuelvan las causas subyacentes de la enfermedad. Incluso los "exitosos" medicamentos sólo controlan los síntomas, generalmente a expensas de interferir con otras funciones fisiológicas que provocan efectos secundarios en el proceso. No hay ninguna cosa tal como un medicamento sin efectos secundarios.

Hecho #4: No existe ningún incentivo financiero para nadie en el sistema médico actual (compañías farmacéuticas, hospitales, médicos, etc.) para hacer que realmente las personas estén bien. Los beneficios se encuentran en la continua enfermedad, no el bienestar o la prevención.

Hecho #5: Prácticamente todos los programas de "prevención" que vemos hoy en día (como las mamografías gratuitas u otros programas de detección) son poco más que planes hábilmente disfrazados de reclutamiento de pacientes. Utilizan detección gratuita para asustar a la gente para aceptar tratamientos costosos y a menudo innecesarios que enriquecen a las compañías farmacéuticas. La mamografía de cáncer de mama es una completa estafa: ¡las máquinas realmente causan cáncer!

Hecho #6: Los médicos no saben casi nada acerca de nutrición y todavía no les enseñan nutrición en las escuelas de medicina. Esperar que un médico te enseñe acerca de cómo prevenir la enfermedad es algo parecido a esperando que un mecánico de automóviles te muestre cómo realizar una cirugía cerebral. Aunque hay algunas excepciones (médicos que ellos mismos han aprendido nutrición), la mayoría de los médicos siguen siendo analfabetos nutricionalmente ya que no tienen ninguna familiaridad con los medicamentos basados en plantas naturales encontrados en las frutas y verduras.

Hecho #7: Nadie tiene ningún interés en tu salud excepto tú mismo. Ninguna corporación, ningún médico y ningún gobierno tiene algún deseo de que estés realmente bien. De hecho, ellos te mantienen enfermo para que les seas más fácil de controlar y explotar económicamente. Los individuos sanos y conscientes son percibidos como una amenaza a las instituciones tiránicas de los poderes facticos, y han descubierto que la mejor manera de mantener a una nación controlada y sometida es medicarlas en todo y mantener al pueblo en un estado constante de niebla cerebral con fluoruro y diversos químicos. Los únicos individuos que son sanos, conscientes, de pensamiento crítico son los que están 100% libres de productos farmacéuticos y de alimentos procesados (y no ven nada de televisión).

Recuerde los siete hechos y sabrás más sobre salud y enfermedades que la mayoría de la gente. Y por tu parte, ¡mantente sano! Ve con seguridad y salte de todos los medicamentos recetados, come una dieta de alimentos naturales y saludables (y evita los alimentos procesados y los modificados genéticamente), has ejercicio regularmente, evita los productos químicos tóxicos en tu casa (tirar esos detergentes tóxicos) y tira los productos tóxicos de cuidado personal (cremas de piel, cosméticos, champú, etc.). Manténgase alerta y sano y natural. ¡Este bien y serás la excepción! Y por favor, nunca seas tan ingenuo como para pensar que tu gobierno te va a "cuidar" con un nuevo plan de reforma sanitaria. Incluso si cambias a un seguro médico privado, ¡todo el sistema todavía se basa en tratamientos tóxicos que no curan nada!

naturalnews

http://conspiraciones1040.blogspot.com/2012/06/el-engano-de-la-medicina-moderna-siete.html

martes, 9 de mayo de 2017

CARRO QUE FUNCIONA CON ORINA

Buscar otras fuentes de energía es el deseo de científicos, investigadores y empresarios para frenar el cambio climático y el consumo de hidrocarburos como el petróleo.

Dentro de las nuevas formas para mover el mercado automotor ha surgido el gas, los biocombustibles y los autos eléctricos.

Pero ahora, los investigadores de la Universidad de Nariño proponen movilizar los autos con orina. Juan José Lozada Castro, con doctorado en química analítica y profesor de la U. de Nariño, visitó Manizales el 27 de abril para exponer su proyecto de investigación, que consiste en poner a funcionar un automóvil con orina, ayudado de gas vehicular y gasolina.

Él llegó a la capital del departamento de Caldas en un Ford Mercury modelo 1978. “Producimos energía con el hidrógeno que expulsa la orina luego de un proceso químico que aplicamos. Ese hidrógeno sustituye parcialmente el consumo de gasolina en el carro”, explica Lozada Castro.

Para el profesor, esta forma de producir energía tiene ventajas, porque el hidrógeno es un combustible limpio y además genera vapor de agua, y es más eficiente que los hidrocarburos.

Explica que una molécula de hidrógeno produce aproximadamente tres veces la energía de una molécula de hidrocarburos.

Otro beneficio es que a través del uso de la orina se reducirían los problemas ambientales del mundo. “El tráfico de vehículos se está limitando en ciudades como Medellín por el uso indiscriminado que hay de los derivados de hidrocarburos. Queremos ofrecer una solución a la contaminación”, asegura.

Además, otro beneficio serían los ríos más limpios, pues no todos los excrementos se verterían a corrientes hídricas, sino que se usarían para convertirlos en energía y reduciría la emisión de hidrocarburos al usar el hidrógeno.

Las claves del auto que se mueve con orina

– El auto funciona con tres fuentes de energía: gas, gasolina y orina.
– El vehículo usa el hidrógeno que se produce a partir de la orina.
– Es un proceso llamado electrólisis. La orina tiene moléculas que son oxidables y las cuales producen electrones. También disminuye el consumo de energía que usa el sistema eléctrico del vehículo.
– El automóvil tiene una interface en el sistema de inyección para combinar el combustible que se usa con el hidrógeno que produce la orina.
– Los excrementos no deben pasar por ningún proceso, en algunos casos lo único es volverlos uniformes. También se puede usar la orina de algunos animales.
– El vehículo tiene un interruptor para encender el sistema que hace funcionar el procesamiento de la orina.
– La reacción de oxidación y de reducción se hace en compartimientos separados.
– El hidrógeno se produce con una pureza de 92%.
– El hidrógeno es transportado a través de una manguera y se combina con el combustible que usa el vehículo (gasolina o gas).
– El vehículo no pierde fuerza porque el hidrógeno es un combustible limpio que ayuda al motor, disminuye la temperatura interna de este porque se forma más vapor de agua, que luego sale por el exosto.

Es económico: El vehículo del profesor ha disminuido en un 50% el consumo de gasolina.
Tiempo: La investigación lleva cerca de 4 años y han sido invitados a países como Brasil para combinar desarrollos tecnológicos y generar un carro que funcione 100% con orina.
Otras opciones: El proceso también se puede usar para sustituir, parcialmente, energías como el gas domiciliario.

LA PATRIA - MANIZALES | PUBLICADO EL 05 DE MAYO DE 2017

http://www.elcolombiano.com/tecnologia/ciencia/inventan-carro-que-funciona-con-orina-DY6472454

lunes, 24 de abril de 2017

LA INMORTALIDAD ESTÁ CERCA

Dentro de poco la ciencia gritará: la muerte ha sido superada: la gente es inmortal. Por supuesto se trata de una novela de ciencia ficción, pero resulta que en realidad no estamos muy lejos de conseguirlo.

Los expertos en medicina y tecnología trabajan con dos enfoques: curar el envejecimiento y volcar la conciencia a una inteligencia artificial (IA).

Curar el Envejecimiento

Microsoft ha anunciado que en 10 años va a curar el cáncer. Es curioso que sea una empresa de software y no una empresa biomédica la que haga este anuncio, pero en un mundo cada vez más multidisciplinar esto no nos debería sorprender tanto. Microsoft pretende crackear el código genético de las células cancerígenas y reprogramarlas. Para ello necesitarán tres cosas: una gran capacidad computacional, los mejores biólogos y los mejores programadores.

Una vez conseguido este hito, no será demasiado complicado curar el envejecimiento. De hecho, las células cancerígenas son, de alguna manera, inmortales, pues lo que hacen es reproducirse sin control obviando el proceso de apoptosis o muerte celular programada.

Una vez entendamos bien este proceso cancerígeno, curar la inmortalidad será algo bastante directo. Raúl Rojas, experto mundial en IA, prevé que en 20 años el envejecimiento estará resuelto.

Volcarnos a una IA

La ley de Moore se lleva cumpliendo desde 1965 hasta el día de hoy. Básicamente esta ley viene a decir que la capacidad computacional se duplica cada dos años. Se pronostica que entre el 2020 y el 2040, la capacidad computacional artificial superará la capacidad computacional del cerebro humano. Este momento se conoce como la singularidad tecnológica. A partir de entonces los ordenadores serán cada vez más 'inteligentes', a un ritmo infinitamente superior al lento ritmo evolutivo de nuestros cerebros.

Los avances en neurociencia, nanotecnología y demás áreas nos permitirán, en teoría, replicar el cerebro de un humano en una máquina.

Una vez llegados a este punto será posible descargar toda la información de un ser humano, incluyendo sus conocimientos, pensamientos, recuerdos, emociones, etc.  a un sistema de inteligencia artificial. Los avances en neurociencia, nanotecnología y demás áreas nos permitirán, en teoría, replicar el cerebro de un humano en una máquina.

Por supuesto esta idea de la singularidad es muy polémica. Entre sus más acérrimos defensores tenemos al futurista Ray Kurzweil, que ha cambiado su estilo de vida para intentar vivir lo suficiente para llegar a este momento y por lo tanto ser inmortal. Entre sus detractores tenemos al famoso físico Stephen Hawking, que piensa que la IA puede ser el peor error de la humanidad y que podría significar el fin de la raza humana. Algo así como cuando Skynet toma el control en Terminator, o como cuando Matrix gana la guerra contra los humanos...

Alejandro Riera


http://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/la-inmortalidad-esta-mas-cerca-de-lo-que-crees-331481886447

miércoles, 29 de marzo de 2017

ESTRATEGIAS DE LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA

Las argucias a los que recurrió la industria farmacéutica para retrasar el acceso a medicamentos genéricos, se traduce en importantes pérdidas financieras no sólo para los propios pacientes sino para la seguridad Social a cargo del Estado (o sea de los contribuyentes).
En Europa, el periodo de exclusividad por datos de prueba, que se inicia desde el momento en que el producto es puesto a la venta, vence a los diez años; pero la protección de la patente del fármaco original dura veinte años.  Luego de esos veinte años, otros fabricantes tienen derecho a producir los genéricos que cuestan en promedio un 40% más baratos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la mayoría de los gobiernos recomiendan el uso de genéricos porque por su menor costo que, favorece el acceso de las poblaciones.
El objetivo de las grandes marcas farmacéuticas consiste, por consiguiente, en retrasar por todos los medios posibles la fecha de vencimiento del periodo de protección de la patente; y se las arreglan para patentar añadidos superfluos del producto (un polimorfo, una forma cristalina, etc.) y extender así, artificialmente, la duración del monopolio.
El mercado mundial de los medicamentos representa unos 700.000 millones de euros (3); y una docena de empresas gigantes, – entre ellas, Bayer, GlaxoSmithKline (GSK), Merck, Novartis, Pfizer, Roche, Sanofi-Aventis-, controlan la mitad de ese mercado. Sus beneficios son superiores a los obtenidos por los poderosos grupos del complejo militar-industrial. Por cada euro invertido en la fabricación de un medicamento de marca, los monopolios ganan mil en el mercado (4).  Tres de esas firmas - GSK, Novartis y Sanofi - se disponen a ganar miles de millones de euros más en los próximos meses gracias a las ventas masivas de la vacuna contra el virus A(H1N1) de la nueva gripe (5).
Esas gigantescas masas de dinero otorgan a las grandes compañías farmacéuticas una potencia financiera absolutamente colosal, que usan en particular para arruinar, mediante múltiples juicios millonarios ante los tribunales, a los fabricantes de genéricos. Sus innumerables lobbies hostigan permanentemente a la Oficina Europea de Patentes (OEP), para retrasar la concesión de autorizaciones de entrada en el mercado a los genéricos.
Así mismo lanzan campañas engañosas sobre estos fármacos y generan temor en los pacientes. El resultado es que, según el reciente Informe publicado por la Comisión Europea, los ciudadanos han tenido que esperar, por término medio, siete meses más de lo normal para acceder a los genéricos, lo cual se ha traducido en los últimos cinco años en un sobregasto innecesario de cerca de 3.000 millones de euros para los consumidores europeos y en un 20% de aumento para los Sistemas Públicos de Salud.
Extraído del siguiente artículo:
http://www.monde-diplomatique.es/isum/Main?ISUM_Portal=1
Informe de la comisión investigación sectorial sobre el sector farmacéutico:
http://ec.europa.eu/competition/sectors/pharmaceuticals/inquiry
http://www.aislac.org/archivo-de-noticias/noticias-2009/483-abusos-de-la-industria-farmaceutica

miércoles, 8 de marzo de 2017

LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA ES MUY RICA Y HA CORROMPIDO LOS SISTEMAS DE SALUD

El médico danés Peter C. Gøtzsche lleva 30 años trabajando codo con codo con la industria farmacéutica y asegura que el sistema está corrompido hasta la médula

Cuando un científico se atreve a criticar a la industria farmacéutica, enseguida se le critica porque no la conoce bien. Pero al médico danés Peter C. Gøtzsche es difícil pillarle por este flanco. Durante 30 años, Gøtzsche ha trabajado en ensayos clínicos y regulación de medicamentos para varias farmacéuticas y ha publicado más de setenta artículos científicos en las Big Five, las cinco principales revistas científicas. Y es por esto por lo que afirma con rotundidad que la industria farmacéutica está corrompida hasta la médula, extorsiona a médicos y políticos, y mantiene enormes beneficios a fuerza de medicar innecesariamente a la población.

Su nuevo libro, Medicamentos que matan y crimen organizado (Los libros del lince), ha causado una enorme polémica y ha desatado la ira de la industria, a la que Gøtzsche acusa de propagar mentiras sobre su investigación. El doctor ha atendido a El Confidencial en una extensa entrevista en la que no deja títere con cabeza.

PREGUNTA. Hace unas semanas entrevistamos al psiquiatra Allen Frances. Nos dijo, literalmente, que la industria farmacéutica está causando más muertes que los cárteles de la droga. Usted opina lo mismo. Cuando se publicó la entrevista muchos lectores se quejaron porque les parecía una aseveración exagerada. ¿Por qué cree que no lo es?
RESPUESTA. Decir la verdad no puede ser una exageración. En mi libro documento que el consumo de medicamentos con receta es la tercera causa de muerte tras las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. En Estados Unidos, por ejemplo, la prescripción de medicamentos causa cerca de 200.000 defunciones todos los años. Así que está claro que la industria farmacéutica está causando bastante más muertes que los cárteles de la droga.

P.: Richard Smith, médico y exdirector del British Medical Journal, asegura en el prólogo de su libro que los médicos acabarán cayendo en desgracia ante la opinión pública, como ya ha ocurrido con periodistas, diputados y  banqueros, por no haber sido capaces de ver hasta qué punto han aceptado la corrupción.
R.: La industria farmacéutica es inmensamente rica y poderosa, y ha corrompido los sistemas de salud de una forma extraordinaria. Es una corrupción de largo alcance. Todo el proceso por el que nuestros medicamentos son investigados, aprobados y recetados ha sido corrompido. Esto implica manipular los datos científicos, pero también comprar a casi cualquier persona que pueda tener influencia en el sistema, incluidos los ministros de salud. En mi país, por ejemplo, sólo hay en torno a 20.000 médicos, pero miles de ellos cobran nóminas de la industria por cumplir funciones discutibles como sentarse en consejos asesores o ser consultores, en muchos casos sin aportar ningún servicio tangible a cambio del dinero. Esta es una forma aceptada y generalizada de corrupción sutil pues, como sabe cualquier médico, el dinero dejaría de fluir si no actuaran en interés de sus benefactores.

P.: Para la mayoría de la población, es difícil creer que muchos de los fármacos que tomamos causan más problemas que beneficios. ¿Es algo que podemos afirmar de muchos medicamentos?
R.: Es verdad que muchos de los medicamentos que la gente toma causan más daños que beneficios. Sabemos muy poco sobre la utilidad real de los medicamentos, ya que la práctica totalidad de los ensayos controlados con placebo son desarrollados por la industria farmacéutica, que tiene un tremendo conflicto de intereses. La industria exagera los beneficios y oculta los daños de los medicamentos en la publicación de los ensayos clínicos. Muchos de los fármacos que tomamos ni siquiera tienen efectos; simplemente parece que han tenido un efecto en los ensayos avalados por la industria, pero esto sucede normalmente porque los ensayos no se han 'cegado' de forma efectiva, y en ese caso tanto los pacientes como los médicos tienden a exagerar los efectos subjetivos de los medicamentos de forma substancial.
No hay duda de que las personas con trastornos psiquiátricos están siendo sobremedicadas de forma masiva.

P.: ¿Hay fármacos que se utilizan en la práctica médica que no cuentan con ninguna justificación científica válida?
R.: Creo que los fármacos anticolinérgicos para la incontinencia urinaria y los medicamentos antidemencia no tienen un efecto real, y lo que se midió en los ensayos clínicos está sesgado porque el cegamiento fue insuficiente. Un área particularmente problemática es la de las drogas psiquiátricas. La falta de un cegamiento efectivo en los ensayos conlleva, por ejemplo, que sea dudosa la efectividad real de los antidepresivos para tratar la depresión; probablemente ni siquiera funcionan para tratar la depresión clínica. En cualquier caso, no hay duda de que las personas con trastornos psiquiátricos están siendo sobremedicadas de forma masiva. Sabemos que los antipsicóticos causan daños cerebrales, pero probablemente también los antidepresivos y los medicamentos para tratar el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.

P.: Lo que ha ocurrido en España con el Sofosbuvir, el medicamento de última generación que cura la mayoría de casos de hepatitis C es, según el farmacólogo Joan-Ramón Laporte (que prologa la edición española de su libro), un claro ejemplo del comportamiento en ocasiones indignante de la industria farmacéutica. El pasado 1 de octubre la ministra da Salud española anunció que el Gobierno había llegado a un acuerdo con la farmacéutica Gilead para incluir el fármaco en la financiación pública. Nadie sabe exactamente cuánto va a costar, pero quizás sean más de 125 millones de euros durante el primer año de comercialización. ¿Están las farmacéuticas chantajeando a los Gobiernos?
R.: El caso del Sofosbuvir es sólo uno de los más recientes ejemplos de la forma en que las compañías farmacéuticas extorsionan a la sociedad. Gran parte de la investigación que permite el desarrollo de nuevos fármacos ha sido financiada por el dinero de los ciudadanos, que pagan las nóminas de los investigadores públicos. Si un medicamento es considerado un gran avance, la norma es que la compañía farmacéutica que se hace cargo del desarrollo de ésta cobre un precio obsceno, abusando de ese modo el monopolio que la sociedad le ha otorgado. El precio de un nuevo fármaco no tiene nada que ver con sus costes de desarrollo, pero depende por completo de cuánto estemos dispuestos a pagar por él. Es un tipo de extorsión que no es muy distinta del tipo de chantaje que ejercen los piratas en Somalia cuando abordan barcos y toman rehenes. En ambos casos, puede ser una cuestión de vida o muerte, y es puede ser muy difícil para los políticos negarse a pagar los medicamentos cuando los periodistas ponen a pacientes a llorar en la televisión nacional.

P.: Uno de los argumentos más utilizados por la industria farmacéutica para defenderse de las críticas es que sin su inversión en investigación no tendríamos los medicamentos que tenemos. ¿Es cierto?
R.: En mi libro desacredito este argumento, que, lamentablemente, es ampliamente aceptado entre médicos y políticos. ¿Aquellos que se creen esto estarían dispuestos a pagar veinte veces más por su nuevo coche sólo porque el vendedor les dice que por hacerlo tendrán mejores coches en el futuro? La situación es del todo absurda. Normalmente, las empresas dicen: “Si no gastáramos nuestro dinero en investigación, moriríamos”. Pero las compañías farmacéuticas lo que dicen es: “Si no tenemos vuestro dinero para gastarlo en investigación, vosotros moriréis”. Sólo los líderes religiosos son más listos que ellos, pues prometen que seremos recompensados tras la muerte, lo que hace que sea completamente imposible quejarse.
Los beneficios de las farmacéuticas se han disparado en la última década; y al mismo tiempo la innovación se ha estancado
Empíricamente se ha demostrado que este argumento no se sostiene. Los beneficios de las farmacéuticas se han disparado en la última década, y al mismo tiempo la innovación se ha estancado. En definitiva, el capitalismo y el cuidado de la salud son malos compañeros de cama. Nuestras sociedades deben tomar el control sobre el desarrollo y la venta de medicamentos, lo que garantizaría que tuviéramos los medicamentos a precios que incluso los países en desarrollo podrían permitirse.

P.: Muchos médicos e investigadores conocen a la perfección lo que está haciendo la industria farmacéutica, pero se niegan a hablar porque, después de todo, su trabajo depende de ellas. ¿Hay miedo entre los profesionales a criticar a las farmacéuticas?
R.: La situación en la que estamos ahora es similar a la que vive un pueblo cuando ha permitido a la mafia ser tan poderosa que ha logrado comprar a todo el mundo, incluidos los políticos, el alcalde y la policía. En una situación así es increíblemente difícil dar marcha atrás. Esto es lo que está pasando ahora con la industria farmacéutica, que ha comprado a muchos doctores clave, que son líderes de opinión. Hay casos de médicos que han perdido su trabajo por criticar a la industria, porque la farmacéutica en cuestión había comprado ya a sus superiores. Esto es lo mismo que hace la mafia cuando se carga a un oficial de policía que hace demasiado bien su trabajo.

P.: La manipulación que ha realizado la industria farmacéutica de muchos estudios científicos ha hecho que mucha gente niegue la veracidad de los estudios científicos en general. Esto es muy peligroso. ¿Crees que podemos poner en duda la mayoría de la investigación en medicina?
R.: No creo que sea peligroso que la gente no se crea los estudios científicos sobre medicamentos. Es muy saludable que sean escépticos teniendo en cuenta que nuestros fármacos son la tercera causa de muerte. La gente debería tomar muchísimos menos medicamentos de los que toma. He estado trabajando en estos 30 años y he visto serias manipulaciones y trampas en todas las áreas de la medicina por razones comerciales. Esto es por lo que los científicos que colaboran con la industria en los ensayos clínicos casi nunca tienen acceso a todos los datos en bruto para que pueden analizaros por ellos mismos. Si esto fuera posible, tendríamos la oportunidad de revelar gran parte del fraude.

P.: Muy a menudo, las personas que critican a la industria farmacéutica mezclan sus argumentos con teorías pseudocientíficas. Es el caso, por ejemplo, de los movimientos antivacunación. ¿Tendemos a mezclar churras con merinas?
R.: Algunos practicantes de medicina alternativa o defensores de las campañas antivacunación asumen que soy uno de ellos porque critico a la industria farmacéutica. Desde luego no es el caso. La mayoría de nuestras vacunas salvan vidas y el principal efecto de la medicina alternativa es vaciar los bolsillos de la gente, muy pocas de ellas tienen siquiera algún efecto.
ENTREVISTA CON PETER C. GØTZSCHE

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-11-03/la-industria-farmaceutica-es-muy-rica-y-ha-corrompido-por-completo-los-sistemas-de-salud_408758/

lunes, 7 de noviembre de 2016

FUMIGACIÓN: TRES DÉCADAS DESTRUYENDO A COLOMBIA

Por: GERMÁN CASTRO CAYCEDO. 6 de noviembre de 2016


Germán Castro Caycedo habla de la incidencia de EE. UU. en el auge de cultivos de droga en el país.
  
Los medios de prensa han vuelto a registrar en sus titulares, ‘Washington preocupado por aumento de los cultivos de coca’.

No obstante, en el año 2001, Thomas McLarthy, asesor del presidente Bill Clinton, aseguró en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Lima: “Los Estados Unidos, con menos del cinco por ciento de la población mundial, consumen el cincuenta por ciento de la droga que produce el mundo”.

A pesar de esto, hoy para Washington la causa de que los cultivos se hayan duplicado entre los años 2014 y 2015 es la suspensión de las fumigaciones aéreas con glifosato, prohibido en los mismos Estados Unidos para ser aplicado mediante el sistema que ellos implantaron en Colombia.

Analizando los millones de dólares invertidos en la guerra contra las drogas en este país, los herbicidas de la firma estadounidense Monsanto son los únicos ganadores de una destrucción de treinta años.

Hoy, a pesar de que el Presidente de la República ha reiterado que el comienzo de la sustitución de cultivos ilícitos por otros medios está siendo exitoso, la insistencia de funcionarios menores ajenos al problema continúa siendo la devastación con herbicidas de sistemas vitales para la humanidad como la Amazonia, uno de los medios generadores de vida más importantes de la Tierra.

Sin embargo, a la vez que aquellas voces de segundo plano insisten en que Colombia debe regresar a las fumigaciones aéreas, omiten que Ecuador condenó a Colombia a suspenderlas a lo largo de su frontera.

En marzo del año 2008, Quito nos demandó ante la Corte Internacional de Justicia en La Haya “por los graves daños genéticos causados a la población fronteriza expuesta por Colombia a los potentes herbicidas Paraquat y Glifosato”.

La base de la denuncia fueron estudios académicos realizados por cuatro universidades ecuatorianas, según los cuales “por la incidencia de herbicidas, un diez por ciento de la población afectada está en riesgo de daños genitales que pueden ser irreversibles (riesgo de contraer cáncer y procrear hijos con malformaciones congénitas)… Además de destruir el ambiente, el suelo, las plantas y los animales”.

Luego, en el año 2013, tras aceptar su culpabilidad, Colombia fue condenada a pagar una indemnización de quince millones de dólares y se le ordenó en forma perentoria “abstenerse de fumigar a menos de diez kilómetros de la línea fronteriza”.

El Estado colombiano afronta en su contra multimillonarias demandas por cuenta de los presuntos daños que han ocasionado las fumigaciones aéreas con glifosato a cultivos ilícitos.

Si bien estos procesos legales todavía se hallan en curso, debido a su cantidad y costo –de acuerdo con fuentes del propio Gobierno– podrían representar un duro revés jurídico y presupuestal.

Según información de la Agencia Nacional de Defensa Jurídica, el Estado enfrenta 259 procesos por aspersión aérea con glifosato a cultivos ilícitos, cuyas pretensiones llegan a los 1,7 billones de pesos.

Hay dos factores que son comunes en estas pretensiones. Uno es que la aspersión con glifosato supuestamente causó problemas de salud en varias comunidades, y el otro es que dicho herbicida habría afectado cultivos de pancoger.

La demanda más costosa es por 1,7 billones de pesos y la interpuso una comunidad del Cauca, en el 2010, argumentando que “es afectada por indiscriminadas aspersiones aéreas con glifosato y otros componentes como método utilizado para la eliminación de cultivos ilícitos”.


http://www.eltiempo.com/politica/justicia/german-castro-caycedo-habla-del-glifosfato/16744377